Mañana…

logo-cafe

Lo nuevo, apenas cocinándose

Pues ya estoy actualizando esta chimostreta que hace mucho tiempo que no le presto ni tantita atención. Probablemente me lleve todos estos delirios para Facebook, porque eso de tener cuentas en muchas páginas distintas, ya comienza a molestarme, incluso con los concentradores de identidades.

¿Qué hay de nuevo? Mucho. El año pasado terminamos con la mini-temporada de ‘El Gesticulador’ y nos fue muchísimo mejor de lo que nos hubiéramos esperado, con llenos en todas las funciones y muchas menciones en los medios. Miguel Serment se apareció por ahí y pasó a visitar, un gran artista, que se expresa tan bien de tu trabajo es motivo de orgullo, sin duda alguna.

Terminamos el año con un buen sabor de boca y este comenzó relativamente bien. Entre lo bueno que hay es que siento ya huelo a boda muy pronto, y además estoy iniciando un nuevo proyecto de colectivo al que llamamos “Tentaciones Teatro”. Amén de que volví al camino con Los Mimos de Siempre, con una obra nueva y lo que se espera sea un estreno maravilloso.

Todo parece ir muy bien, y parece que así va a continuar.

se ven.

El Facebook de la Independencia

Pues sí, me gustan estas cositas. Y esta está genial:

Vía http://www.estoapesta.com

El ensayo, mañana

Iés. Mañana tendremos el ensayo para el ensamble final de la memorable participación en ‘Freddie For a Day’ De la cual habrá sorpresas, regalos y monumental rosca de reyes…

La mala ondita es que por la premura del tiempo tal vez no haya posibilidad de cambiar los tonos. Las canciones que escogí me acomodan bien en el tono original, excepto por una parte de I Want It All, que no alcanzo pero ni con chochos… bueno, a lo mejor con chochos sí la alcanzo, pero pues yo no le hago a eso… En fín… A ver cómo le hago…

Me estoy poniendo muy nervioso… En mi experiencia, eso es buena señal….

For a day….

Sip. Estoy oficialmente participando en Freddie for a Day, y lo que es más… Va a haber cantada y toda la cosa…

Así es: El dia 3 de septiembre andaré vestido de Freddie y en la noche mis amigas Gaby, Areldy y María José se encargarán de hacerme los coros con la baste que Areldy juntó para cantar un ratito en la noche unas cancioncitas de Queen en La Querencia, el famoso Restaurant Bar de mis cuates Jorge, Fer y Adán. Gaby incluso fue más allá y sugirió vestuarios estilo “The Great Pretender” para esos coros.

Estoy sumamente nervioso, y tengo el setlist preparado y estoy cantando lo mejor que puedo, a ver qué tal nos va…

¡Ya estoy en la onda rocker!

¿Pues qué cuento?

Por fin me decidí y estoy aprendiendo a tocar la guitarra eléctrica. No lo pensé demasiado y me compré una copia de la Fender (No una Fender) y estoy utilizando el Garage Band con sus lecciones de instrumentos para aprender a tocarla. Me maravilla la cantidad de efectos y amplificadores disponibles en la Mac, pero estoy sumamente decepcionado de mi desempeño como guitarrista. Apenas he logrado aprender 3 acordes y dudo mucho que lo esté haciendo medianamente bien.

No le puedo dedicar mucho tiempo tampoco y por las noches admito que me paso más tiempo probando esos efectos y creyéndome una estrella de rock que practicando esos acordes que me entumen la mano y hacen que me duelan los dedos.

Como sea, es divertido, y lo que ya me sale bien, suena muy bien (Eso creo). Probablemente deba concentrarme más. Cada noche sólo tengo media hora para practicar y termina convirtiéndose en una hora y dejándome con mucho sueño al día siguiente. Supongo que mas bien eso haré: Media hora diaria y lo que me alcance en los fines de semana, no suena mal para un guitarrista aficionado, probablemente si me aplico en cien años más ya pueda tocar como Brian May.

Bueno, pues no se de qué manera, pero también ya me decidí a participar en el concurso de Freddie for a Day que organiza el Mercury Phoenix Trust, así que el próximo dia 3 de septiembre vendré a trabajar vestido de Freddie Mercury y por la noche me echaré unos gallos en La Querencia; with a little help from my friend, Areldy, que dice que me arma una bandita para tocar unas 3 ó 4 canciones de Queen. Veremos qué tal me va.

Ya estoy nervioso y ni siquiera se qué vamos a tocar….

Solved

Pues me estaba fijando que ya llevaba mucho tiempo sin actualizar esta chimostreta, así que aquí estoy otra vez de vuelta de nuez nuevamente.

Pues que cosa: En Mayo permití que me salieran del lugar en donde estuve trabajando durante diez años. Me intentaron poner mil trabas, y enemil cosas más para que yo explotara, pero lo que me llevo como enorme triunfo es que no les di jamás ese gusto. Lo que es mas, me tuvieron que correr injustificadamente.

La transa no pudo ser peor y terminó por destrozar la imagen que yo tenía de aquel lugar: Me ofrecieron firmar una renuncia para que “no me afectara en mi vida profesional futura el hecho de un despido”. Como si uno fuera idiota y no se diera cuenta de que ésa es una práctica común para evitar una demanda. De todas formas accedí por la liquidación, y además, qué flojera la demanda: Lo último que quiero es volver a verle la jeta al así-llamado-ser-humano que tenía como jefa, no me iba a desgastar volviéndola a ver. Supongo que no tengo tanto estómago para volverle a ver la cara sin vomitar. Le llamo ser humano porque su apariencia es precísamente la de un ser humano, pero tengo mis serias dudas acerca de si lo es en realidad.

Es el lado feo de la moneda, pero no pudo haber llegado en mejor momento, para ser francos: El lugar en donde estoy trabajando ahora me permite hacer muchas cosas: Menos de la mitad del trabajo, el doble de la paga. No estuvo mal. De alguna manera no creía que pudiera haber un lugar donde me sintiera mejor que allá. Si lo hay, es aquí. Aunque debo reconocer que puede que esté hablando sin razonar: Después del infierno de tener a esa cosa como superior, Alcatráz parece el paraíso.

Lo único que extraño es a la gente: Mis buenos amigos de tantos años, de quienes no tuve ocasión de despedirme si quiera, espero me echen de menos como yo a ellos; no en un mal sentido, yo los echo de menos acordándome con mucha alegría.

Como sea, todo se resolvió bien, y además pude escribir la música para la obra que traigo con Los Mimos de Siempre y que próximamente esperamos estrenar con gran éxito, aunque nos esté costando mas de lo esperado. También pude cerrar cosas que traía pendientes…

La salida de mi anterior empleo, siento yo, fue la última carta que me faltaba por tirar. Traía arrastrando demasiadas cosas del pasado que no me ayudaban. Hoy puedo ver para adelante verdaderamente contento, no aferrándome a estar contento como quien se aferra a un débil trozo de madera después de caer del barco.

No. Éste barco va para adelante con verdadera seguridad.