Mañana…

logo-cafe

Anuncios

El ensayo, mañana

Iés. Mañana tendremos el ensayo para el ensamble final de la memorable participación en ‘Freddie For a Day’ De la cual habrá sorpresas, regalos y monumental rosca de reyes…

La mala ondita es que por la premura del tiempo tal vez no haya posibilidad de cambiar los tonos. Las canciones que escogí me acomodan bien en el tono original, excepto por una parte de I Want It All, que no alcanzo pero ni con chochos… bueno, a lo mejor con chochos sí la alcanzo, pero pues yo no le hago a eso… En fín… A ver cómo le hago…

Me estoy poniendo muy nervioso… En mi experiencia, eso es buena señal….

For a day….

Sip. Estoy oficialmente participando en Freddie for a Day, y lo que es más… Va a haber cantada y toda la cosa…

Así es: El dia 3 de septiembre andaré vestido de Freddie y en la noche mis amigas Gaby, Areldy y María José se encargarán de hacerme los coros con la baste que Areldy juntó para cantar un ratito en la noche unas cancioncitas de Queen en La Querencia, el famoso Restaurant Bar de mis cuates Jorge, Fer y Adán. Gaby incluso fue más allá y sugirió vestuarios estilo “The Great Pretender” para esos coros.

Estoy sumamente nervioso, y tengo el setlist preparado y estoy cantando lo mejor que puedo, a ver qué tal nos va…

Jesucristo Superestrella. La música

Amigos mios:

Como saben, el dia sábado y domingo estrenamos Jesucristo Superestrella.

Les quisiera platicar un poco acerca de las innovaciones que tiene la música que estaremos utilizando.

Como saben Ustedes, estas canciones fueron escritas en los años 60s por Tim Rice y Andrew Lloyd Webber, en un proceso que les llevó tres años y no fue estrenada como una obra de teatro sino hasta 5 años después de ser escrita.

Lloyd Webber escribió la música de la obra en estilo mas heavy de aquellos años, sin embargo, son pocas las ocasiones en que alguna compañía se atreve a jugar con la música, para rescatar su escencia y volverla tan heavy como estos años lo exigen.

Tomamos pues las herramientas ProTools, Guitar Pro e incluso Garage Band para generar melodías con instrumentos realistas, y nos embarcamos en un trabajo de un mes para dejar las canciones con un verdadero sentido rocker actual.

La premisa era “¿Qué tal si Brian May hiciera los arreglos en Jesucristo Superestrella?” – Así que nos hemos metido a emular su estilo lo mejor que hemos podido. A continuación lo explicamos canción por canción:

Obertura:
Hemos incluído guitarras overdriven y le hemos dado una mayor importancia al piano, reduciendo el número de instrumentos “de orquesta”, dejando también la parte final (El coro) con guitarras de rock lidereando a los instrumentos.

Un cielo en la imaginación:
Igualmente, le hemos quitado importancia a las trompetas, los oboes y los violines, y hemos agregado una mucho mayor importancia a la guitarra principal, agregando también una guitarra rítmica y dejando las orquestaciones a mas guitarras eléctricas sobrepuestas en varias capas y dejando el remate moderno para finalizar la canción.

Hay un rumor (En toda la ciudad):
Agregamos guitarras eléctricas en capas al inicio, basándonos (un poco) en la versión española de 1981, también colocamos el efecto wah-wah en la guitarra principal y le hemos dado una mayor importancia a las percusiones, cerrando incluso con remate de batería heavy.

Algo muy extraño y sospechoso:
Colocamos mas guitarras eléctricas en capas, respetando casi a la letra le versión original, tan solo agregando una mayor fuerza en la percusión.

Todo está bien:
Dejamos la versión que utilizamos el año pasado, cuando Eric dirigió la puesta en escena, así la pensamos porque creemos que es una buena versión, con percusiones muy marcadas y un piano que deja que los coros (Que “Voces de San Luis” nos apoya de manera maravillosa) tengan un sentido etéreo que evoca otras producciones de los sesentas, como “Runaway” tal vez.

Jesús debe morir:
Igualmente, hemos retirado un poco los instrumentos de viento, y agregamos efectos heavy en las guitarras eléctricas (Que también colocamos en capas como orquestaciones), para las partes de los coros agregamos un órgano emulando violines y agregamos también un órgano de rock para agregar fuerza a las voces del sanedrín.

Hossana:
No hay mucho que decir, dada la naturaleza de esta canción, tiene todos los instrumentos orquestales y el arreglo clásico.

Simón Zelotes:
Respetamos por supuesto las trompetas de inicio, pero le hemos restado fuerza al piano y dejamos que guitarras eléctricas en capas hicieran todo el trabajo de orquestación, y agregamos también un órgano de rock para darle ese toque vintage que esta canción como gospell heavy está necesitando.

Pobre Jerusalén:
Le dimos un efecto etéreo al piano y le agregamos fuerza a la batería, con un muuuy sutil toque de guitarra eléctrica.

El sueño de Pilatos:
Cambiamos todos los instrumentos por un simple sintetizador y una guitarra acústica con cuerdas de nylon, para darle un toque minimalista y de preocupación.

El Templo / Los leprosos:
Una vez mas, son las guitarras eléctricas las que liderean a los instrumentos, esta vez le agragamos hasta 19 capas de guitarras, para emular los sonidos de una orquesta.

No se cómo amarlo:
Esta una canción clásica de la obra, de tal manera que tratamos de respetar los instrumentos orquestales lo mas que pudimos, sin embargo, no resistimos la tentación y agregamos una guitarra eléctrica pesada y un organo de rock para darle una atmósfera de “balada de poder” tipo Bon Jovi.

Condenado para siempre/Dinero maldito:
Esta sí que estuvo complicada: La guitarra inicial fue cambiada por una guitarra tipo fender con efecto de delay, emulando los solos de Brian May en Queen y al final del solo agregando las flautas que Andrew Lloyd Webber pensó en un inicio para la obra, rescatándolas y agregándoles mas fuerza. A continuación viene una parte pesadísima, con guitarras heavy en capas, así pensada precísamente para expresar aquella desesperación y coraje que siente Judas al tener que ir a vender a Jesús. Contiene además un interludio con un solo de guitarra pesadísimo, estilo I want it all o tal vez Resurrection. Esto se ve abrupatamente interrumpido por la versión bluseada de la canción de Anás y Caifás, para terminar con timbales a la hora en que Judas revela dónde podrán encontrar a Jesús desprevenido. Los coros “Muy bien Judas, Gracias Judas” son cantados A Capella como una condenación.

La última cena:
Los coros de inicio y final son hechos respetando las notas originales, pero con una guitarra eléctrica, no hay mucho que decir aparte de este cambio, porque respetamos todas las percusiones originales.

Getsemaní:
Una vez mas, es un clásico y tal vez la canción mas dramática de la obra, por eso eliminamos las guitarras eléctricas y colocamos todos los instrumentos de la orquesta, agregando únicamente un sintetizador muy sutil para darle el toque dramático a la explosión orquestal del interludio.

El arresto:
Le hemos agregado mas fuerza a la batería y colocamos una guitarra mas pesada, además de coros graves y agudos.

La negación de Pedro:
No hay mucho qué decir, respetamos los instrumentos e incluso el tempo original

Pilatos y Cristo:
Igual que en hossana, contiene todos los elementos orquestales originales.

La Canción del Rey Herodes.
Tratamos igualmente de respetar esta canción, como una canción que emula el Music Hall de los años 20, pero igualmente, no resisitimos la tentación y colocamos una guitarra eléctrica en el interludio, que le dió un toque muy especial ¡Nos encanta!

Comenzar de nuevo:
Dejamos la versión del año pasada, nos encanta esa guitarra acústica acompañando al piano como instrumentos principales.

La muerte de Judas:
Una vez mas, la colocamos lo mas pesada que pudimos, poniendo guitarras eléctricas en hasta 40 capas y sintetizadores. El coro “Adiós Judas” es cantado A Capella para que tenga mayor impacto el hecho de su suicidio.

Juicio ante pilatos:
Igualmente, respetamos los instrumentos orquestales, tan sólo agregando un sintetizador al momento de los latigazos, para ayudar al impacto visual del mismo.

Superestrella:
Adivinaron. Las guitarras eléctricas, usamos las necesarias, sin embargo, le dimos violines, para darle fuerza al ya muy clásico coro “Jesucristo, Jesucristo ¿De qué ha servido tu sacrificio?”

La Crucifixión:
Los sintetizadores son lo único que existe aquí. Desde el inicio hasta el momento de la muerte.

Juan XIX:41
El tema mas difícil de lograr. No existe un solo instrumento de rock. Todo es orquestal respetando todos los instrumentos que le componen, Johanna y sus “Voces de San Luis” cierran con coros impresionantes.

Ya lo saben. ahora ¡Vayan a verla!!!

No se pierdan la obra, es mañana!

Hola amigos, enemigos, acreedores, y demás seres visitando este pedazo de blog.

Primero, ahí les va el cartel, para que vayan y no tengan pretexto para no hacerlo, va:

Con los excelentes Mimos de Siempre:

Espero verlos a todos allá… Sigue leyendo

‘Salón Calavera’ terminó por estrenarse con gran éxito.

Si, estimados amiguitos.

Pues  el sábado en el grupo de teatro estrenamos ‘Salón Calavera’ del Maestro Alejandro Aura, como un homenaje a su persona y talentos. Prometo fotos mas adelante. Por ahora les puedo ir comentando que me siento bastante satisfecho con la función que dimos en Sigue leyendo